viernes, 17 de febrero de 2017

5 mitos sobre el amor que hay que olvidar

1. "Eres mi media naranja"
Tu pareja no es la parte que te falta ni tampoco debería serlo. Debes mantener tu individualidad para conseguir una relación igualitaria y equilibrada y para seguir queriéndote a ti misma. ¿Acaso no eras una persona íntegra antes de conocerle? Recuerda que no es indispensable estar al lado de alguien para ser plenamente feliz...

2. "Tenemos que querernos como el primer día"
Otro mito que ha hecho mucho daño a las relaciones. Considérate afortunada si tu pareja y tú estáis tan enamorados como después de vuestra primera cita, porque el tiempo pasa y lo normal es que las personas cambien. Que tus sentimientos varíen después de varios años juntos es lógico y hay que aprender a vivir con ello. La clave está en adaptarse a las nuevas circunstancias, reinventarse y buscar propuestas originales para reavivar el amor, ya sea con 30, 40 o 50 años.

3. "No puedo vivir sin ti"
No, no, y no. ¡Tu vida es sólo tuya! Tú y sólo tú eres la responsable de tu felicidad, y no puedes perder tu independencia entregándole "tu vida" a otra persona. Además, si sueltas algo así corres el riesgo de hacer que tu pareja se asuste o se sienta agobiada por la responsabilidad que le has otorgado.

4. "Tenemos que estar siempre juntos"
A todos nos gusta pasar el mayor tiempo posible con nuestra pareja, pero hasta cierto punto. Hay que conocer el límite. Estar siempre con tu chico, además de no ser necesario, puede hacer que os canséis rápido, que dejes de ser tú misma y que pierdas el contacto con el exterior. No renuncies a tu espacio vital, a tu independencia, y a tu tiempo a solas y con otras personas. Seguro que conoces a alguien que perdió a sus amigos por dejarlos de lado al encontrar pareja, ¿a que sí?

5. "Nos pertenecemos el uno al otro"
Ni tu eres de él ni él te pertenece a ti. Parte de la idea de que somos personas y no objetos. El concepto de posesión en una relación puede ser muy peligroso, ya que puede desencadenar en control excesivo, sentimientos perjudiciales, celos, incluso maltrato.

Huye de los mitos perjudiciales y sé realista para que tu relación funcione y sea sana. Así tendrás más motivos para decir "te quiero".